Porque son 30.000 y fue un genocidio

Desde la Federación FADiCCRA levantamos en alto las banderas de los organismos de Derechos Humanos en su lucha, nuestra lucha, la lucha de todos, en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia
Ante el avance de las políticas neoliberales del actual Gobierno nacional vemos necesario poner en palabras la situación de violencia estatal que se genera hacia los trabajadores en su conjunto: públicos, docentes, privados o de nuestras empresas recuperadas cooperativistas.
La Ley violentada -con el silencio notable de las grandes empresas de comunicación-, como sucede con la no convocatoria a paritarias con el sector docente, la detención de Milagro Sala y de otros compañeros de la organización Social Tupac Amaru, con causas judiciales arbitrarias; los salarios reducidos ante una inflación que no se detiene, los adultos mayores a los cuales se les recortan impiadosamente los tan necesarios beneficios en su medicación en el Pami, las pymes -fuentes mayoritarias del empleo en nuestro país- con dificultades en sus procesos de producción y de comercialización, las multinacionales favorecidas con todo tipo de beneficio impositivo, vía reducción de aranceles o retenciones; el sector financiero que no encuentra límites a su vorágine en la acumulación de ganancias; y la inequitativa distribución de pautas publicitarias que impiden ejercer el noble de derecho de la comunicación; no hacen más que profundizar un retroceso en materia de Derechos Humanos en Argentina en este último año que alarma y moviliza en este día especial para todos los argentinos.
Demasiada actual es una afirmación que cumple 40 años: “Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S. Steel, la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez de Hoz y todos los miembros de su gabinete”, decía el periodista Rodolfo Walsh en su “Carta abierta de un escritor a la Junta Militar”.

Por eso, hoy nos unimos en un nuevo reclamo de MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA.
30.000 compañeros detenidos desaparecidos: ¡Presentes! ¡Ahora y siempre!

Viernes 24 de Marzo de 2017